Cuando Marta conoció a Eric

IMG_2002

Y entonces los ves juntos, la familia se completa y todo tiene mucho más sentido… Yo estaba nerviosa. Mucho. La oía hablar por el pasillo y el corazón me iba a mil por hora. Esperaba ese momento con mucha ilusión y algo de miedo… Iban a verse por primera vez. A sus dos años Marta iba a conocer al gran amor de su vida, a ese amor incondicional que sólo se siente por un hermano, a su compañero de aventuras, a su cómplice, a su Eric…

Sigue leyendo

Parto natural tras cesárea

IMG_1541

Marta nació por cesárea y Eric mediante parto vaginal. Y ambas experiencias han sido las más profundas, intensas y emocionantes de mi vida. No podría poner una por encima de otra nunca, ambas han sido diferentes y gratificantes. Ya sabéis que estoy en contra de la demonización de la cesárea, de criticar o poner en duda cualquier técnica que ayude a salvar vidas o de los adelantos médicos que, gracias a dios, tenemos hoy en día. Parto vaginal, instrumentado, cesárea programada, de último momento, rápido o lento, con o sin epidural… El parto es un instante efímero (por muy largo que pueda llegar a resultar) pero lo que se queda para siempre contigo y lo que realmente importa es la llegada de tu bebé.  Sigue leyendo

Mi parto I #MisterEric

IMG_1270

No os imagináis las ganas que tenía de sacar un rato para contaros cómo fue mi parto. Habéis estado TAN pendientes de mi en Instagram que os lo debía. También me lo debía a mí misma, por un lado, para dejar constancia de esos momentos únicos y poder releerlo y recordar SIEMPRE y, por otro lado, para mostraros estas fotos. Creo que transmiten tanto que es injusto que me las quede para mí. Como una de vosotras me dijo el otro día: “Gracias a estas fotos creo que todas podemos ver la cara que pusimos al ver a nuestros pequeños”. Estas fotos son mi tesoro más preciado y fueron posibles gracias a mi amiga Ruth de Limalimón. A ambas nos apetecía mucho poder fotografiar este momento y finalmente fue posible, gracias a una serie de circunstancias y casualidades (en otros países es muy común fotografiar partos, en España es más complicado). Erico y yo le estaremos infinitamente agradecidos por todo. Por pasar en el hospital 10 horas sin moverse de la silla, sin comer, paciente, expectante. Por entrar, sigilosa, prudente, profesional como ella es. Por su trabajo, que no tiene palabras. Y, sobre todo, por emocionarse como lo hizo. Ruth es increíble. Y ahora sí, os cuento cómo fue mi parto. Sigue leyendo