Nuestra experiencia con el Bugaboo Bee3

IMG_6250

Tenía pendiente escribir este post. Hace poco os preguntaba por Instagram qué temas os gustaría que tratara en el blog y me comentasteis que sobre nuestra experiencia con el Bugaboo Bee3. Os diré que, en un primer momento, nuestra idea no fue comprar Bugaboo. Sabéis que es una marca cara y no queríamos volvernos locos si, seguramente, en el mercado había otras opciones más económicas. Pero resultó que el carro fue regalo de mis padres y, cuando llegamos al Corte Inglés, el vendedor supo tocar la fibra: Seguridad, practicidad, comodidad. Tres palabras que se clavan directamente en una “abuela to be”. Así que, mi madre, ya no quería escuchar nada más. Y así fue como Bugaboo entró en nuestras vidas y no podemos estar más contentos.

Ya sabéis que, durante el primer año de Marta, vivimos en Madrid. Buscábamos un carro muy urbanita y cómodo, ligero y que se adaptara fácilmente a nuestro ritmo de vida: metro, parking, calle, prisas, ascensores estrechos, etc. En aquel momento nuestro único coche era un Nissan Micra, por lo que también necesitábamos que ocupara muy poco plegado.

IMG_1757

El Bugaboo Bee3 cubría muy bien todas nuestras necesidades. Ofrece dos opciones para los primeros meses del bebé: capazo o saco nido. Lo bueno del saco nido es que no hay que separarlo de la estructura, se pliega en una pieza. Pero nos parecía muy poco consistente para un bebé (probablemente, un miedo sin sentido porque ya nos comentó el vendedor que es la pieza más usada en los países nórdicos, porque los bebés se sienten más arropados, pasan menos frio…). En cualquier caso, el capazo no es muy grande, por lo que esa sensación de que “el bebé se pierde dentro” tampoco la teníamos. Seleccionamos el capazo, que Marta utilizó durante sus primeros 3 meses de vida. Muchas veces me preguntáis cual es el momento idóneo para pasar al bebe a la silla y siempre os digo que eso dependerá de cómo lo o la vea su pediatra. Marta con tres mesas ya estaba muy erguida y eso de ir totalmente tumbada sin ver lo que pasaba a su alrededor no iba con ella. La pediatra nos dio luz verde para llevarla sentada (en una posición intermedia) y así lo hicimos.

IMG_6777

Ahora mismo el Bugaboo Bee 3 ha mutado en el Bugaboo Bee 5 con mejoras incorporadas. He encontrado un  artículo donde lo cuentan al detalle, por si os interesa, lo podéis leer aquí.

El Bugaboo Bee3, ahora ha convertido en el Bugaboo Bee 5, es un carro pequeño, quizá da la sensación de que demasiado, mucha gente nos ha hecho siempre el comentario de: Uy pero si casi no cabe! Pero es sólo una sensación. No es un carro inmenso pero el bebé cabe perfectamente y, lógicamente, el manillar es extensible. La única pega que yo le pondría es el tema de los pies. Cuando pasas al bebé al modo silla y quieres llevarlo a contramarcha, es decir, mirando hacia ti, no hay ninguna estructura de reposapiés. Cuando es invierno y llevas el saco el problema más o menos se soluciona, porque los pies van apoyados dentro del saco, pero en verano no me gustaba la idea de los pies colgando. ¡Pues encontré una solución!

Yo no le di la vuelta a Marta hasta hace dos o tres meses. Me gustaba pasear e ir hablando con ella, enseñarle las cosas y poder señalarle las palmeras, los autobuses… A ella le gustaba ir cantando y creo que así disfrutamos las dos más del paseo. Hace poco leí los beneficios que tiene llevar al bebé “a contramarcha” en la silleta (os dejo un artículo) y me gustó eso de que, al ir mirando hacia la mamá (o papá o quien lleve la sillita) la interacción es mayor, así como las posibilidades comunicativas. En fin, que cada uno lo haga como prefiera, todo tendrá sus pros y contras. El caso es que busqué “algo” que me ayudara a solventar este problema hasta que dí con este extensor. Se coloca con velcros y permite a los peques llevar los pies apoyados, dejar sus juguetes (también las migas de pan o restos de galleta, claro jaja). Como a Marta le gusta mucho jugar con los velcros, nosotros le pusimos unos clips metálicos en un zapatero y solventado.

IMG_5817IMG_6208

No lo poníamos siempre, pero si viajábamos o íbamos a pasar el dia fuera y sabíamos que va a dormir casi seguro sí, porque así las piernas reposan y no están en vilo. Podéis encontrar esta pieza en Aliexpress aquí os dejo el link directo: EXTENSOR BUGABOO BEE3. Cuando viajamos a Londres le dimos la vuelta a la silla porque el saco no cabía bien con el extensor.

La silla es muy resistente, se pliega de forma fácil y no ocupa mucho. Me gustaba la idea de no tener que invertir en una silla plegable o de tijera, porque el Bugaboo Bee3 hace esa función perfectamente. Pienso que será la silla que use Marta hasta que no haya silla que usar. Tened esto en cuenta por si os frena el dinero a la hora de comprar este carro: no tendréis que volver a comprar otro.

IMG_7139IMG_5403.JPG

En fin, ya sabéis que, además, su diseño es moderno y podéis personalizar los colores a vuestro gusto. Nosotros lo tenemos todo negro con la capota y el saco en amarillo (un verdadero Bee 😉 y para verano, tenemos la capota transpirable en rosa y varias fundas para la silla (algunas de bugaboo en tonos grises y otra de Kiwisac con estampado de indios y tipis ;)). Además de las que vende Bugaboo, en fundas BCN podréis encontrar también estampados chulísimos.

Nuestra experiencia es muy positiva, Marta siempre ha ido muy cómoda y estamos muy contentos porque el carro resiste a pesar de los viajes en avión, los pateos, los miles de medios de transporte, la lluvia etc.

IMG_7438

IMG_0461

Y vosotras, ¿con qué carro os quedáis?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s